Guía Esencial

Navegue en las secciones

Las mujeres mexicanas se preparan más para trabajos del futuro

Los múltiples roles e intereses de las mujeres están forjando una generación de profesionales con habilidades para el mundo digital, señala la startup Future is.

Al revisar las estadísticas, todavía existe una alarmante brecha de género y desigualdad laboral y educativa en el país. Paradójicamente, según números del INEGI, la OCDE y el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (IPADE), es la población femenina quien aporta el 37 % al Producto Interno Bruto, la que tiene mayores tasas de graduación y mejores calificaciones a nivel universitario, y la que destina más del 70 % de sus ganancias para su comunidad y su familia.

Las cifras reflejan que las mujeres juegan un papel preponderante en el mercado educativo y laboral en México. Actualmente, de los 9,4 millones de profesionistas ocupados en el país, el 46,3 % son mujeres y las áreas en donde representan más de la mitad del total son Educación, Ciencias de la Salud, Ciencias Biológicas, Diseño, Trabajo y Atención Social.

Estos datos, derivados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, 2020), indican las tendencias del empleo profesional para las mujeres en el país y se complementan con lo mostrado por el Observatorio Laboral Mexicano de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que asegura además que la demanda laboral continuará concentrándose en competencias de alto nivel con directrices muy específicas: Big data en el lugar de trabajo, especialización del conocimiento, diversidad de género, evolución del marketing, crecimiento de PyMEs, flexibilización de la mano de obra y optimización móvil.

Ante este panorama, Future Is, startup que brinda soluciones de educación en línea para aprender habilidades digitales para el mercado laboral, señala que las mujeres mexicanas están eligiendo la especialización y el desarrollo de destrezas digitales como herramientas que contribuyan a su crecimiento en un mercado laboral cada vez más exigente. Además, para su aprendizaje se están arriesgando con nuevos modelos educativos basados en creatividad, innovación y tecnología.

La academia digital ha registrado que el 54 % de sus graduados son mujeres y casi la mitad de su equipo de mentores (42 %) también son mujeres, lo que viene confirmando que la educación es una de las áreas con mayor porcentaje de mujeres profesionistas, como lo mostró la ENOE el año pasado.

Otro dato importante que menciona Future Is son las áreas de aprendizaje y capacitación donde las mujeres pueden tener un importante desarrollo: Creatividad + Diseño, Tecnología + Negocios, Administración + Gestión; y Soft Skills. En ese sentido, la startup identifica cinco habilidades primordiales que deben dominar las mujeres para sobresalir en estas áreas y en el trabajo del futuro:

  • Liderazgo: Como competencias sociales que no se aprenden en la escuela, sino que se adquieren en la vida cotidiana y ayudan a las personas a integrarse en los ambientes laborales con más facilidad, benefician la productividad propia y del equipo de trabajo.
  • Inteligencia emocional: Capacidad de gestionar las emociones y manejarlas adecuadamente para automotivación y crear relaciones saludables.
  • Innovación y creatividad: Se trata de la capacidad para encontrar soluciones a los problemas que se puedan presentar en los procesos de trabajo, y en escenarios de crisis o renovación.
  • Comunicación asertiva: Ser capaz de comunicar retos, valoraciones, objetivos y garantizar una comunicación eficaz y fluida. La tecnología y los procesos remotos exigen este tipo de comunicación.
  • Diseño de experiencias en productos y servicios: Crear un balance entre el negocio y las necesidades del usuario. La experiencia de usuario es una necesidad en los tiempos virtuales de estos tiempos.

Con el futuro a la vuelta de la esquina y las demandas globales de una reactivación a nivel socioeconómico, las mujeres mexicanas claramente están fortaleciendo habilidades que no solo favorecen a su propio desarrollo, sino a la equidad de género, el crecimiento económico y la cualificación de empleos. Sin duda, el trabajo del futuro tiene un enfoque femenino.

Investigue más sobre Gestión y metodologías

ComputerWeekly.com.br
Close